Estudios de biodiversidad

Las investigaciones científicas realizadas en el norte de La Paz revelaron la existencia de una riqueza biológica excepcional. Estudios recientes estiman la presencia de aproximadamente 12.000 especies de plantas vasculares, 1.050 especies de aves, 278 de mamíferos, 352 de reptiles y anfibios y 296 de peces. Si bien esta región es una de las mejor conocidas de Bolivia, existen vacíos importantes de información científica, sobre todo de algunos grupos taxonómicos, como plantas no vasculares, pequeños mamíferos e invertebrados;de la biodiversidad de ecosistemas montanos y amazónicos; y de la distribución de especies, su abundancia relativa y uso del hábitat.

Una de las prioridades del Programa Gran Paisaje Madidi se dirige a la recopilación de datos sobre la diversidad, distribución y abundancia de los diferentes elementos de la biodiversidad. Al momento, este trabajo está enfocado en la realización de campañas de relevamiento de la biodiversidad en varios lugares del paisaje, sistematizando la información existente, aplicando cuestionarios alas comunidades locales y socios del programa, interpretando imágenes satelitales con verificación de datos en campo y, en algunos casos,documentando nuevos registros de especies para la región.

En total, WCS ha sistematizado 59.554 registros de vertebrados del Gran Paisaje Madidi, contribuyendo a incrementar los conocimientos científicos de más de 151 lugares, lo que incluye el registro de 11 nuevas especies para Bolivia (Cuniculus taczanowskii, Lagothrix cf. cana tschudii, Saccopteryx canescens, Cnemoscopus rubrirostris, Tangara viridicollis,Tangara meyerdeschauenseei, Cacicus uropygialis ,Dendrophidion cf. dendrophis y Alopoglossus angulatus) y una nueva especies para la ciencia (Callicebus aureipalatii). Esta información ha permitido la creación de bases de datos geográficas (GIS) y la elaboración de mapas de distribución de mamíferos medianos y grandes del paisaje y de algunas especies de aves.

Peces

En julio de 2005, WCS y CIPTA coordinaron la realización de estudios de ictiofauna en cuerpos de agua de la TCO Tacana I. Estos estudios se enfocaron en la evaluación de la riqueza, abundancia, distribución,supervivencia y biología de las especies (reproducción, ecología poblacional y hábitos alimenticios), particularmente de aquellas con potencial ornamental. En total se muestrearon 35 diferentes cuerpos de agua en la zona del río Beni y sus principales tributarios que recorren la planicie de inundación y los arroyos de piedemonte entre San Buenaventura e Ixiamas. Algunos de estos arroyos nacen en las serrranías Mamuque, El Tigre, Cuñaca, Hurehuapo y El Bala,que conforman el límite este del Parque Nacional Madidi. Los resultados de estos estudios han permitido identificar 186 especies de peces agrupadas en 33 familias. Entre estas especies, alrededor de 115 tienen algún potencial ornamental.

Los estudios íctiológicos realizados en 2009, durante las campañas de relevamientode la flora y fauna de las zonas baja y media del río Madidi, en coordinación con la Colección Boliviana de Fauna, dieron como resultado la identificación de 8 órdenes, 28 familias y 121 especies. Las familias con mayor representación correspondieron a Characidae (37 especies) y Loricariidae (15 especies), Les siguen Cichlidae (10 especies), Pimelodidae (9 especies), Anostomidae (5 especies) y Callichtyidae (5 especies)

Doce de las especies identificadas son registros nuevos para la región de Madidi: Chilodus punctatus, Crenicara latruncularium, Henonemus punctatus, Leporelus vittatus, Megalechis personata, Platyurosternarchus macrostomus, Rivulus beniensis, Triportheus rotundatus, Imparfinis sp., Apareiodon sp., Aphyolebias sp. y Chilodus punctatus.

Aves

Madidi es el área protegida con mayor diversidad biológica en el mundo. Esta afirmación se basa en la riqueza de su avifauna: con sólo el 0.037 % de la superficie del planeta, Madidi contiene más del 11 % de las especies existentes. Esto se debe a la gran variedad de gradientes altitudinales del área (entre ~ 150 m.s.n.m y ~ 6000 m.s.n.m.), que ha dado lugar al desarrollo de una diversidad de hábitats que se distribuyen en el flanco oriental de la cordillera andina.

Los estudios de aves en Madidi se iniciaron a principios de los años noventa, mediante los trabajos realizados por el legendario Ted Parker. Durante la década de 2000, WCS y Armonía llevaron a cabo varias evaluaciones, en diferentes hábitats del Madidi, sobre la diversidad, distribución y abundancia de las aves, contribuyendo a aumentar el número de registros confirmados de 590, que se tenía en 1998, a 917 en 2008. Es posible que este número se incremente en 1050 especies, considerando los conocimientos existentes sobre la distribución de las aves y la realización de nuevos estudios en el paisaje.

Los esfuerzos de investigación de las aves de Madidi permitieron asimismo el redescubrimiento de dos especies excepcionales: la palkachupa (Phibalura boliviana) y el mamaco (Crax globulosa). En el año 2000, después de 98 años de realizados los primeros registros en la zona, Bennett Hennessey, director de Armonía y consultor de WCS, volvió a observar a la cotinga o palkachupa (como se la denomina localmente) en las sabanas de montaña de Apolo. Estudios posteriores, promovidos por WCS y Armonía, reconocieron que esta especie es endémica de la zona de Apolo y no una subespecie de la registrada en Brasil, como se pensó inicialmente.

El redescubrimiento del mamaco, una pava de gran tamaño, tuvo lugar en 2001, en los alrededores de una laguna próxima al río Beni. Esta población es la única de la especie que se conoce actualmente en Bolivia (y también una de las pocas reportadas a nivel continental), por ello su importancia para la conservación. Se cree que esta especie alguna vez fue abundante en los bosques amazónicos estacionalmente inundados. Su comportamiento de inhibición ante el peligro, quedándose quieta en el árbol cuando es atacada, la ha hecho particularmente vulnerable a la cacería en toda la Amazonía y solamente ha podido sobrevivir en algunos lugares aislados. Desde el redescubrimiento de la palkachupa y el mamaco, Armonía ha estado trabajando en estudios específicos sobre la ecología de ambas especies.

Mamíferos

El estudio de los mamíferos medianos y grandes es uno de los objetivos de investigación de WCS. En el marco del Programa Gran Paisaje Madidi-Tambopata, se ha sistematizado información científica publicada y no publicada y creado una base de datos de los registros de los mamíferos del paisaje, que posteriormente fue ampliada a nivel nacional y utilizada como base para la elaboración y publicación en 2010 del libro “Distribución, Ecología y Conservación de los Mamíferos Medianos y Grandes de Bolivia”.

Entre 2000 y 2009 se llevaron a cabo diversas evaluaciones de mamíferos en el área protegida de Madidi y su zona de influencia: Asariamas, Tuichi, Hondo, Quendeque, Alto Madidi, parte baja y media del río Madidi, Heath, utilizando transectas lineales de observación directa y trampas cámara en zonas de bosque y sabana. Asimismo, en 2006 se evaluó la presencia de mamíferos en los alrededores de los arroyos Undumo y Tequeje, dentro de la TCO Takana I, y en 2007 se hizo un relevamiento de información en el lado peruano del paisaje, a lo largo del río Tambopata y sus tributarios.

Los estudios de mamíferos permitieron la descripción de varias especies no registradas anteriormente o que no fueron confirmadas para Bolivia, como el venado de cola blanca (Odocoileus peruvianus), avistado en el área de Pusupunku, en la ceja de montaña de Apolobamba. Este registro representa el segundo realizado para Bolivia después de 25 años. Otra especie que fue por primera vez registrada es el jochi de altura o jayupa (Cuniculus taczanowskii), habitante de los bosques montanos de Apolobamba y presente también en el Perú. En los bosques montanos del alto Tuichi, Asariamas y Pata, en el área de Madidi, se observaron grupos del mono rosillo (Lagotrix cf. cana tschudii), constituyéndose en el primer registro de este género para Bolivia. Los estudios también han permitido el registros de varias especies de mamíferos de difícil observación, como el hurón (Galictis vittata), el perro de monte (Atelocynus microtis), el borochi (Chrysocyon brachyurus), el margay (Leopardos wiedii), el ciervo de las pampas (Blastocerus dichotomus), el perrito de monte (Speothos venaticus) y el jochi con cola (Dinomys branickii).

En total se llegaron a establecer 3.241,25 kilómetros de transectas de observación directa, identificándose la presencia de 25 especies de mamíferos medianos y grandes. Se obtuvo información sobre la abundancia relativa y/o densidad poblacional de varias especies de fauna, incluyendo a 7 especies de monos, chanchos de tropa, taitetús, jochis y ardillas. De manera similar, estudios estándares con trampas cámaras están generando información sobre la abundancia relativa de especies incluyendo las de hábitos nocturnos, como los tapires, venados y jochis pintado.

© Copyright 2011 Wildlife Conservation Society

WCS, the "W" logo, WE STAND FOR WILDLIFE, I STAND FOR WILDLIFE, and STAND FOR WILDLIFE are service marks of Wildlife Conservation Society.

Contact Information
Address: 2300 Southern Boulevard Bronx, New York 10460 Phone Number: (718) 220-5100